Tuesday, January 15, 2008

Se murió un babasónico

Fue miembro de Babasónicos desde su gestación y anteriormente había tocado en Los Brujos y Juana la Loca


"Gabo. 2/9/69 - 12/1/08. Con mucho dolor, comunicamos que en la mañana del sábado 12 de enero falleció Gabriel Mannelli, víctima de una invasiva enfermedad contra la cual luchaba desde hace tiempo... Lo recordaremos, seguro, como alguien distinto, que entre muchas cosas se preocupó por hacer del mundo un lugar con mas arte. Babasónicos".

Así, a través de la página oficial del grupo en Internet, se dio a conocer el fallecimiento del bajista de Babasónicos, de 38 años, quien había tenido que dejar la banda, dos años atrás, debido al tratamiento al que se sometió para luchar contra un diagnóstico de linfoma de Hodgkin.

Mannelli grabó desde el primero, Pasto (1992), hasta el último álbum editado por la banda, Anoche (2005), y participó activamente del proceso creativo de la música de Babasónicos. "Cuando se acuerden del rock de los años 90, se van a acordar de La Renga, 2 Minutos o Los Piojos. Ni siquiera creo que Babasónicos tenga un sonido 90, porque, en ese caso, hubiéramos tenido una repercusión mayor. Si bien hicimos todo durante los 90, quizá seamos más 2000 y la década que viene tengamos otro acercamiento al entendimiento masivo", dijo el bajista en una entrevista con LA NACION, en 1999, cuando el grupo nacido en la ciudad de Lanús aún no se codeaba con la masividad de la actualidad pero, sin saberlo, presagiaba el recibimiento popular que luego tendría una seguidilla de discos como la de Miami (1999), Jessico (2001) e Infame (2003).

El jugador empedernido

Luego de la grabación de Anoche , en 2005, el avance de su enfermedad obligó a Gabo a alejarse de los compromisos de la banda, con la intención de que la noticia no circulara en los medios, y le dejó su lugar a un viejo amigo de la casa, Carca.

Ese mismo año, una analítica y personal visión sobre el "juego creativo de la banda" ofrecía algunas pautas acerca de cómo este bajista entendía la naturaleza de su música, siempre desde lo lúdico: "En el grupo tenemos un juego que es bastante serio, porque se hieren susceptibilidades en el camino. Nos preguntamos: «¿Qué se puede hacer con lo que encontramos para que tenga algo de maldad, en cuanto a lo natural que tiene la forma de creación habitual? ¿Por qué lo hago de esta manera si lo puedo hacer de otra?». A nosotros eso nos hace muy bien porque somos jugadores emperdernidos y el desconfío es nuestro juego favorito".

Antes de fundar Babasónicos en 1991, junto a Adrián Dárgelos, Mariano Roger, Diego Rodríguez, Diego Castellano y Diego Tuñón, Mannelli había participado de otras dos formaciones de la zona sur del conurbano, Los Brujos y Juana la Loca, en las que a principios de la década del 90 surgió lo que entre músicos, productores, managers y periodistas se bautizó como "movida sónica".

Participó de los tres discos del grupo Los Brujos ( Fin de semana salvaje , San Cipriano y Guerra de nervios ), y de la grabación del casete Autoejecución , gestionado de manera independiente por Juana la Loca, con la colaboración del músico Daniel Melero, que ya para entonces era una especie de padrino-amigo del alma de esos jóvenes "sónicos" y arrogantes, tras la conquista del mundo entero. Ni más ni menos.

Recientemente, Gabo había producido al grupo Coco y grabado parte del material que Babasónicos mezclará el próximo mes, en Londres, junto al productor Phil Brown, que posiblemente edite a mediados de este año.

"Construir una trayectoria fue uno de los objetivos que nos planteamos desde el principio. Hacer la mayor cantidad de discos posible sin importarnos otra cosa que la música. Cuando sacamos Pasto , nuestro primer álbum, decíamos que veníamos a ocupar un espacio que entendíamos que estaba vacío. Y todavía lo podemos seguir haciendo", dijo Mannelli una década atrás.

"Gabo es una de las seis almas factótum de la banda, que hacen que Babasónicos sea tan indescriptiblemente único. Por eso nadie podrá reemplazarlo", dijo Carca el último año y hoy, más que nunca, sus palabras se perciben más certeras.

Fuente: La nación.com

No comments: